Para llevar a cabo cada una de nuestras intervenciones, desde  CuranDOG creemos fundamental analizar y conocer a cada una de las personas con las que trabajamos, con el fin de adaptarnos a las necesidades de cada caso.

 

Por ello, nuestros Programas de Intervención se componen de las siguientes fases:

1. Análisis

de necesidades y conocimiento de los participantes del programa.

2. Contacto

Primera visita gratuita.

3. Desarrollo

completo del Plan de Trabajo Inicial en base a las adaptaciones al colectivo en cuestión: a través de un programa adaptado a las capacidades y necesidades del usuario.

4. Inicio

Puesta en marcha del programa.

5. Control

Evaluación y seguimiento final.

-Nuestros programas de TAP siempre van acompañados de informes de seguimiento y un informe final que se aporta al centro/particular al finalizar el Programa de Intervención-

Fundamentos de las Intervenciones Asistidas por Animales

Los animales no juzgan.

Poseen un comportamiento predecible que aumenta la confianza en los pacientes.

Favorecen un ambiente distendido que facilita la relación terapeuta-paciente (catalizador).

Son una fuente de aceptación incondicional.

Beneficios de la IAA

Los beneficios  que las Intervenciones Asistidas por Animales aportan a las personas están validadas por diferentes estudios científicos.

Estos beneficios pueden verse englobados en los siguientes niveles:

NIVEL FÍSICO
  • La interacción con animales trae consigo beneficios en el sistema cardiovascular debido a la disminución de la presión arterial.
  • Motiva a la actividad física, mejora de la movilidad en extremidades tanto superiores como inferiores.
  • Supone trabajar la motricidad fina y gruesa, además del equilibrio, la coordinación y la propiocepción
NIVEL COGNITIVO
  • Aumenta los niveles de atención y conexión con el entorno.
  • Fomenta la comunicación verbal con otros y mejoría en la calidad del lenguaje.
  • Mejora de las funciones ejecutivas (memoria, atención, planificación…).
NIVEL EMOCIONAL
  • Disminución de los sentimientos de soledad y aislamiento.
  • Mejora del estado de ánimo y la autoestima.
  • Aumento de las conductas afectivas y positivas durante la sesión (risa, ternura, cariño…).
  • Regula la impulsividad y el control emocional.
NIVEL SOCIAL
  • El animal funciona en sesión como un facilitador o lubricante social.
  • Aumento del nivel de interacción social con compañeros, profesionales del centro y con el equipo de IAA.
  • Fuente de entretenimiento y ruptura con la rutina habitual.
  • Facilita la realización de actividades de grupo y es una fuente de canalización para el diálogo social.
NIVEL SENSORIAL
  • El animal es un estímulo multisensorial (olores, texturas, sonidos, temperatura) que favorece las experiencias sensoriales.

A quién nos dirigimos

Los principales beneficiarios de nuestros programas son personas que por razones físicas, sociales, económicas o culturales pueden verse favorecidas por las IAA:

Discapacidad

Tercera Edad

TDAH

TMG

Infancia y adolescencia

Reclusos

Violencia de Género

Enfermedades Raras

TEA

Hospitales

Drogradicción